Conquistarte: Dourga

DOURGA. Demetre Haralamb Chiparus.

Bronce, marfil y mármol. 59 cm.

Fotografía: Óscar J. González
Fotografía: Óscar J. González


Demetre Haralamb Chiparus fue un escultor del período Art Déco. Nace en 1886 en Dorohoi (Rumanía) y fallece en 1947 en París (Francia).

Vive y desarrolla su creatividad en París y es conocido principalmente por sus esculturas en bronce que representan bailarinas exóticas, sus obras más significativas se reparten en el período de Entreguerras 1914 y 1930.

El Art Déco fue un estilo que llegó a su auge en el período de Entreguerras y siguió en desarrollo al Art Nouveau de fines del S.XIX. Frente a la incurvación, lo complicado y abigarrado de todo tipo de motivos propios del Nouveau, el Déco busca la línea pura. Fue el estilo de la modernidad, alcanzando su mayor cohesión en la Exposición Internacional de París de 1925. (Exposition Internationale d´Arts Decoratifs et Industriels Moderne).

conquistarte01c

Comenzaron a crearse pequeñas figuritas de mujeres danzantes, inspiradas en la representaciones de Schéhérezade por la compañías del Ballet Ruso dirigido por Diaghielev, amazonas, pierrots, malabaristas… realizados por autores como Charles Sarabezolles, Marcel Bouraine, aunque uno de los más importantes fue Demetre Chiparus. Una de las figuras más representadas fue la de la muy popular Josephine Baker a la que los escultores copiaron una y mil veces sus exageradas y extravagantes poses.

Sus estatuillas de bailarinas, bellas por encima de todo, plenas de movimiento, se muestran danzantes, en equilibrio, con la cabeza hacia atrás, vestidas con mallas, muy trabajadas que marcan los cuerpos bien tallados o con lujosos vestidos  de faldas plisadas, realizados en bronce que el autor bruñe con esmaltes y óxidos para lograr distintos colores.

El marfil lo reserva para el rostro, las manos, los brazos y las piernas. Todas son colocadas sobre peanas y bases de mármol u ónice que las sostienen, realizadas con estructuras escalonadas, tanto vertical como horizontalmente o en cúspide.

Eran piezas exquisitas que fueron vendidas en grandes cantidades en las tiendas más selectas de París, Londres, Berlín o Nueva York.

El Museo Casa Lis, tiene 122 criselefantinas (del griego chrysós-oro y elefas-marfil), donadas por el anticuario salmantino Manuel Ramos Andrade, a las que se han añadido adquisiciones realizadas por el propio Museo en los últimos años, convirtiéndose, así, en el centro de referencia más importante de toda Europa.